Comparte si te gusta ... Email this to someonePrint this pageShare on FacebookPin on PinterestTweet about this on Twitter

Hoy os quiero dejar la receta “base” de pan casero que nosotros hacemos en casa:

Ingredientes:
    • 500 gramos de harina (yo hago mezclas de harina, por ejemplo 300 gr. de espelta, 100 gr. de trigo, 100 gr. de centeno/avena).
    • 1 sobrecito de levadura de panadería (yo utilizo ecológica)
    • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
    • 380 ml. de agua tíbia

Esta masa la podeis enriquecer con muchos ingredientes. Mi favorito es el pan con estos ingredientes más:

  • 40 gramos de nueces molidas (entonces hay que añadir 20 ml. de agua más)
  • 1 zanahoria rallada/picada (a trocitos pequeños – no como puré) (hace que el pan quede muy jugoso)
  • 1 cucharadita de café de oregano/albahaca picado finito (o seco)
    (a mi hijo también le gusta mucho si le pongo un poco de curry en polvo)
hacer pan
Preparación:
  1. Mezclar la harina con la levadura. Poner el agua en el bol de amasar y añadir los demás ingredientes
  2. Amasar todo junto en la amasadora unos 7 minutos (si es a mano, pues tendreis que añadir un poquitín más de harina y amasar unos 10-15 minutos).
  3. Se unta el molde (yo uso uno rectangular, así el pan salen más alto, menos costra y más jugoso) con un poco de mantequilla/aceite de oliva, se da forma a la masa y se deja reposar tapada con un trapo en un lugar templado aproximadamente durante 1 hora. (Alternativamente se deja reposar la masa 20 minutos y se vuelve a amasar y se vuelve a dejar reposar – pero de la primera forma a mi me queda el pan más esponjoso).
  4. Poner un recipiente pequeño de metal con medio vaso de agua bien caliente en el horno (es para que forme crosta y la masa quede más jugosa).
  5. Esperar unos minutos para que se humedezca el horno y hornear la masa en el horno (eléctrico) precalentado a 220 grados durante 10 minutos. A continuación se baja la temperatura a 160 grados y se hornea durante unos 30-35 minutos más. (Con el tiempo le cojereis el truco, pero si quereis saber si el pan está hecho, dais unos golpecitos en la parte de abajo – o arriba – y si suena hueco es que está hecho).
  6. Al finalizar abrir la puerta del horno y dejar reposar el pan 5 minutos dentro, después desmoldar y dejar enfriar encima de una rejilla.

Cuándo esté frío el pan se puede cortar en rebanadas y congelar, así siempre teneis pan “fresco” (y congelar siempre cuando el pan es fresco, no cuando ya está duro o tiene ya unos días).

De la misma masa podeis hacer “Sticks” – palitos – o panecillos, muy prácticos al principio cuando no saben controlar mucho 😉

Pronto os escribiré un post de como seguimos con el BLW, nuestros avances y más recetas útiles.